Nueva ley controversial de vigilancia en UK lleva a Apple a fijar postura

0
527

Un hecho obvio para todo el mundo es el papel que juega la compañía Apple en la actualidad. En distintos aspectos siempre busca estar en el centro del reflector, y este caso realmente no es diferente pero ahora Apple ha presentado una declaración formal ante el comité de ley del Reino Unido, por la creación de una nueva ley bastante compleja pero muy controversial de vigilancia.

Esta información se conoció recientemente. Es resaltante el compromiso de Apple con todos sus usuarios en lo que es la vida privada. La compañía asegura que existen muchas puertas traseras del gobierno, las cuales pueden ser usadas por cualquier tipo de persona, con el fin de llevar a cabo actividades ilícitas, y esto debilita la seguridad de cientos de millones de dispositivos Apple en el país.

ahora Apple ha presentado una declaración formal

La compañía expreso su preocupación por esto y por el rápido crecimiento que han tenido las ciber-amenazas en los últimos años, por lo que, aseguran que cada una de las compañías deben tener potestad para implementar el cifrado fuerte en todos sus dispositivos, para de esta forma, asegurar la protección de sus clientes.

No es de extrañarse que, la compañía Apple haya fijado una fuerte postura en este mercado en particular, actualmente el Reino Unido está acusado de fast-tracking, por lo que se quiere evitar la oposición a esta ley tanto como sea posible.

El proyecto de ley llamado Investigatory Powers, tiene como objetivo el de proteger a los poderes de vigilancia de masas, ya que, la legislación DIRPA expirara al final del año; además, está planeada para mantener un registro de todas las actividades de Internet de sus usuarios por al menos 12 meses.

tiene como objetivo el de proteger a los poderes de vigilancia de masas

El mayor debate de todo este tema se encuentra en el cifrado, es decir, este es un tema bastante complejo, por lo que no se espera que el 100% de las personas estén de acuerdo, en este caso existen dos posturas, por parte del gobierno, se piensa que la nueva ley simplemente incorpora poderes anteriores de una anterior legislación, por lo que están convencidos que es lo mejor.

Mientras que, los defensores de la privacidad y las distintas empresas de tecnología opinan que, el lenguaje utilizado en gran medida logra ampliar el alcance del proyecto ley, trayendo problemas reales a la privacidad del usuario.

La posición de Apple ha sido clara desde el inicio, ellos no tienen planeado alterar el protocolo de su servicio iMessage, el cual tiene un alto nivel de privacidad, tanto así, que ni siquiera la misma compañía tiene acceso al contenido del mensaje, ya que, no posee las claves necesarias para poder descifrarlos.

El objetivo de la compañía es que esto se mantenga así, pero, si el gobierno obliga a Apple a cambiar su protocolo, con tantas puertas traseras existente pondrían en peligro la privacidad de los usuarios, ya que, les estarían facilitando el trabajo a los hackers que buscan causar grandes daños.

Nueva ley controversial de vigilancia en UK lleva a Apple a fijar postura

También podemos encontrar otra sección del proyecto de ley a la cual Apple también se opone, y es que, en caso de que los servicios de seguridad deseen hackear computadoras o celulares incautados, las empresas se encuentran en la obligación de ayudar al gobierno, sin derecho a oponer resistencia, y la última vez que algo así ocurrió, las empresas que participaron en las revelaciones de Snowden quedaron muy mal paradas.

Por lo que, esta sección de la nueva ley pone en riesgo a las empresas, poniéndolas en peligro de recibir sanciones. La compañía Apple dejo todo esto muy claro en un comunicado, el cual fue bastante completo y enfático, en las partes en las que no se encontraba de acuerdo, colocando argumentos muy válidos.

Es realmente preocupante para la compañía Apple que, el gobierno los quiere obligar a tomar acciones que son claramente ilegales en sus países de origen, lo que puede llegar a crear conflictos internacionales, además, de que puede darles a otros países la idea de que hacer esto legal, cuando claramente va en contra del derecho internacional de la privacidad.

El conjunto de problemas que esta nueva ley, que actualmente se encuentra siendo analizada por expertos y se encuentra bajo observación internacional, traería a las compañías sería bastante grande, y en dado caso de ser aprobada tal y como está escrita, traería aparte un problema de confianza grave.

No hay comentarios

Dejar una respuesta