Apple podría emprender acciones legales contra la Casa Blanca

0
255

El nuevo presidente de los Estados Unidos ha tomado medidas muy polémicas y una de ellas es contra la inmigración. Esta medida acentuará la crisis en la que está sumido el país. Además, con esta medida, Donald Trump ha afectado a mucha gente. Apple es una de las tantas compañías afectadas.

Según lo que ha señalado Tim Cook a WSJ, cientos de empleados de la compañía se han visto afectados por la orden ejecutiva de Trump sobre inmigración. Con lo que Apple está pensando tomar acciones legales.

Además señaló que la compañía estaría apoyando los esfuerzos de recaudación de fondos de los empleados para las organizaciones que prestan ayuda a los refugiados. La Casa Blanca está en la capacidad de rescindir la orden, pero en caso de que esto no ocurra la compañía acudirá a tribunales.

La fuerza de Estados Unidas es la inmigración

Cabe destacar que la fortaleza de los Estados Unidos se debe en gran parte al origen inmigrante del país y a la capacidad que tiene su población para recibir a personas de todo el mundo.

Cook también informó sobre diversos correos que ha recibido de trabajadores de la compañía afectados por la medida que les prohíbe viajar. Este tipo de correos según Cook son desgarradores.

Es importante señalar que además de Apple hay otras empresas de tecnología que consideran interponer una acción legal contra la orden ejecutiva que prohíbe la inmigración de siete países donde los musulmanes son mayoría. Entre ellas podemos mencionar a: Microsoft, Amazon e Expedia Por otro lado la compañía Google ha creado su mayor fondo de crisis para ayudar con las batallas legales a los afectados por la prohibición.

El CEO de Apple señaló que tiene contactos en la Casa Blanca aunque no especificó cuáles que pudieran ayudar en esta situación y en el mes de diciembre el mismo Trump les hizo saber a Cook y a otros líderes de tecnología  que podrían llamarle personalmente. Sin embargo poco se sabe de qué ha servido esto.

No hay comentarios

Dejar respuesta