Bebida Virtual: Electricidad y color dan el sabor

0
606

Un recipiente de vidrio con un tubito conectado a electricidad es capaz de convertir agua normal a cualquier sabor, desde salado a dulce. Un nuevo proyecto que brindará numerosas aplicaciones para el ocio o la salud.
Este es un proyecto desarrollado entre científicos de Múnich y Singapur, los cuales investigan sobre esta tecnología que en un futuro presentará numerosas aplicaciones diferentes (desde una divertida fiesta cualquier noche, a degustaciones a través de internet). Este recipiente está mejorado digitalmente por un equipo de investigadores en Singapur, donde se conecta un simple liquido real (Agua, de momento) con experiencias de sabor totalmente virtuales.

Simplemente con un vaso de agua podemos obtener sabores dulces, salados, sabor a frutas varias o incluso a diferentes bebidas como el vino. El sabor es obtenido mediante una colorida iluminación, que se combina con una pajita especial con un electrodo que estimula nuestra lengua eléctricamente.

El prototipo y los resultados tienen ya sus pruebas confirmadas, las cuales saldrán a la luz en Múnich, en el “TEI 2014” (Una conferencia internacional para la interacción digital). Aunque este artilugio se encuentra orientado mayoritariamente al ocio, también se ha presentado como una posible alternativa para pacientes médicos con problemas como diabetes, caries o cáncer.
“Con esta tecnología, conseguimos cambiar el sabor de una bebida sin alterar su composición química”, afirma uno de los integrantes de la Universidad Nacional de Singapur. La principal motivación de este proyecto es poder integrarlos a los grifos de lugares con gran afluencia de personas, para así poder crear experiencias nuevas todos los días. Uno de los grandes beneficios de esta tecnología es que presenta una alternativa a las bebidas artificiales que contienen colorantes, azúcar u otras sustancias.

Según estos estudios, la estimulación eléctrica así como las temperaturas en la punta de la lengua pueden provocar sabores diversos como acidez, amargura, dulzura o picor según se desee. Además, los colores son capaces de provocar en el cerebro una fuerte estimulación.

Este “vaso” mejorado digitalmente ha sido apodado “FunRasa”, que puede ser traducido como “Sabores Divertidos”. En el interior del vaso podemos encontrar una batería y dos LEDs que iluminan la bebida desde el fondo con variopintos colores. La pajita está formada por vidrio, con varios electrodos de plata en la zona de contacto con la lengua, lo que permite el intercambio de electricidad. Tanto el color, como el sabor pueden ser regulados mediante diferentes botones ubicados en la parte superior del vaso.

Los investigadores planean crear una interfaz con conexión USB que también encaja con los Smartphone. Este nuevo experimento permitirá, además de probar nuevos sabores instantáneamente, poder compartir las “recetas” de estos sabores en las redes sociales y que puedan ser descargadas. Por el momento, los investigadores se centran en modelar aromas y sabores complejos, para aumentar el poder de este invento.

No hay comentarios

Dejar respuesta