El código de fuente del popular juego Habitat finalmente ha sido revelado

0
229

Los juegos MMORPG, han adquirido una popularidad descomunal hoy en día. En la actualidad, contamos con un sinfín de títulos, los cuales son desarrollados por diversas compañías especializadas. A lo largo de los años, los aficionados a esta categoría de juegos han tenido la oportunidad de ver su evolución; aunque no todos, conocen a Habitat.

Este veterano de los juegos online fue desarrollado por Lucasfilm Games, la popular compañía de videojuegos que lanzó el título en el año 1986. A pesar de los años de trayectoria y su cierre oficial, todavía queda mucho por rescatar o recordar del juego. Es por ello que el Museo de Artes Digitales y Entretenimiento (MADE) trabajó arduamente durante estos dos últimos años para traernos el código de fuente de Habitat.

habitat

El código de fuente de Habitat se encuentra disponible en GitHub

Aquellos desarrolladores o conocedores de la materia pueden adquirir este código de fuente a través de GitHub; que es la página web a donde fue subido recientemente. Gracias a esto, Habitat quedará preservado en un museo virtual, para que así pueda mantenerse intacto por mucho más tiempo.

Web de Museo de Artes Digitales y Entretenimiento

La principal idea de esta jugada es preservar el título para las futuras generaciones. Aquellos desarrolladores de la actualidad, podrán utilizar el código de fuente de Habitat para sus propios propósitos. Esto podría representar los primeros pasos de una posible reestructuración del juego, aunque los derechos de autor, son algo con lo que habrá que lidiar.

Habitat, es un título exclusivo de Windows, la plataforma en donde fue lanzado el juego. No obstante, un equipo de desarrolladores; planea utilizar servidores de Linux para poder correr el juego.

Habitat para Windows

Así como la historia de eventos, fechas y acontecimientos en el mundo real es conservada; MADE ha hecho todo lo posible por hacer lo mismo con los videojuegos, ya que estos han adquirido una gran popularidad en la actualidad; y merece la pena saber cómo fueron sus orígenes.

No hay comentarios

Dejar respuesta