Espías del Reino Unido podrían haber arriesgado sus vidas por recolectar demasiada información

0
403

Es común que se califique contraproducente la vigilancia de masa, siendo este uno de los argumentos más comunes contra esta; pues es posible que la recolección de tantos datos haga que el encontrar información verdaderamente crucial en la práctica se vuelva difícil. Resulta ser que esta teoría no es en vano, sino una evidencia bien fundamentada.

Edward Snowden advirtió  en un informe filtrado en el Reino Unido en 2010 que los espías del MI5 estaban recolectando tantos datos que existía un verdadero riesgo de una “falla de inteligencia” en el que se perdería gran cantidad de información que podría salvar vidas. De no existir suficiente personal así como herramientas adecuadas, no se podría manejar la enorme exceso de contenido en bruto como resultado de las investigaciones.

La vigilancia en masas se ha vuelto en contra de las propias victimas

Durante 2009, se reveló que espías de GCHQ también han tenido problemas, pues un estudio reveló que el 97 por ciento de los datos recogidos en los objetivos de vigilancia ni siquiera se había revisado. Por ello se dice que existe un riesgo alarmante de que cierta información importante pueda pasarse por alto, de acuerdo con los hallazgos.

Otros problemas de privacidad también han surgido, puesto que GCHQ posteriormente ofrecería metadatos a otras agencias británicas como MI5 y agentes fiscales,  como parte de un programa para compartir información con nombre en código Milkwhite, gracias al cual se les otorgaba información sobre sospechosos que, bien o no habrían tenido que recoger ellos mismos.

La búsqueda de demasiada información hace que su análisis no siempre se haga en detalle

Para entonces, esto parecía ser más una advertencia que una conclusión definitiva, Intercept advierte que ha habido algunos casos en el mundo real debido a fallos de vigilancia de masas que llegaron incluso a ocasionar fallecimientos. Recordemos el caso de los extremistas que asesinaron al soldado británico Lee Rigby en Londres y que ya eran conocidos por el MI5, pero los funcionarios pasaron por alto algunos registros de llamadas y mensajes que habrían puesto en manifiesto las intenciones de los asesinos.

Lee Rigby, una victima de los problemas de la vigilancia en masa

Es por esto que se considera que los gobiernos deberían preocupase menos por la ampliación de la búsqueda de información y centrarse más en la intercepción de datos de calidad dentro de las investigaciones que procedan bajo su poder.

No hay comentarios

Dejar respuesta