Mercedes Benz E300: El auto de lujo con alta tecnología

0
437

El Mercedes Benz Clase E siempre ha sido un vehículo de apariencia lujosa y elegante. Con acabados de madera y cuero, produce a sus propietarios una sensación de haber adoptado un estilo de vida bastante distinguido al escoger un vehículo de tal vanguardia.

Por si fuera poco, el fabricante de automóviles no solo se encarga de diseñar vehículos sobrios y lujosos, sino que también ha invertido su tiempo y dinero para permanecer en vanguardia con la tecnología. En 1998, añadió una función bastante novedosa, que fue el control de velocidad asistido por radar. Por tanto, no es sorpresa que el E300 2017 está dotado de la última y mejor tecnología. El coche es realmente impresionante, pero no sin algunos contratiempos.

Mercedes Benz E300

Su nivel de lujos y velocidad, gracias a sus 241 caballos de fuerza y 273 libras de torque, cuenta además con algunas características que los propietarios probablemente no pensarían necesitar hasta que las experimentaron. Por ejemplo, cuando se toma una curva, los lados del asiento se expanden para evitar que los pasajeros se deslicen en el mismo. Sin duda, pocos habrían pensado en diseñar esta función, pero parece ser increíblemente cómoda para los propietarios.

Otra característica innovadora es su sistema de asistencia a la conducción, Distronic, puede seguir un vehículo delante de él a una distancia prudente. Esto no parecería tan especial; de no ser que el vehículo puede hacerlo sin problemas hasta a velocidades de 130 millas por hora, al igual que su Steering Pilot, una función que permite que el vehículo no se salga de su carril, a esta misma increíble velocidad.

Monitor de herramientas del Mercedes Benz E300

Aún con todas estas funciones, el conductor debe recordar que él es quien debe controlar el vehículo y mantener sus manos en el volante. Si las funciones de asistencia a la conducción no son suficientes, Mercedes proporciona alivio al daño que pudiese ocasionar un impacto con el sistema Pre-Safe Impulse Side  detecta colisiones laterales y mueve al conductor y pasajero 2.75 pulgadas lejos del cuerpo del vehículo, utilizando la misma función que acomoda al pasajero en su lugar al tomar una curva.

Controles del volante del Mercedes Benz E300

Como punto a favor de la tecnología de Mercedes, todos los sistemas electrónicos pueden ser manejados desde los controles ubicados en el volante, incluyendo la formidable pantalla digital que incluye funciones de control del aire acondicionado, la navegación, entre otras. Para aquellos conductores más tradicionales, también se cuenta con una perilla convencional en la consola central. Sin duda, un delicado balance entre la tecnología y la elegancia habitual de Mercedes Benz.

No hay comentarios

Dejar respuesta